Domingo , 23 Julio 2017
Inicio » Noticias » A NUESTROS QUERIDOS ESPECTADORES

A NUESTROS QUERIDOS ESPECTADORES

Por ROBERTO CUENCA JR.

Resulta complicado expresar en estas líneas la cascada de sentimientos que se agolpan en el pecho y que aturden deliciosamente la cabeza, como resultado de la maravillosa victoria que la profesión de actores de doblaje de Madrid ha conseguido, después de una cruenta lucha de 39 días. Lucha en principio desigual, teniendo en cuenta el potencial de uno y otro oponentes; pero eso: “en principio”.
Nosotros sabíamos que nuestra fuerza residía en la unión y en el peso de la razón, pero también sabíamos que el paso del tiempo podía hacer disminuir el potencial de esos baluartes. Nada más lejos de la realidad. De repente, surgió un aliado inesperado, un canal de energía inagotable que se encargó de ir llenado poco a poco nuestros depósitos de ánimo, cuando el agotamiento y la desesperación hacían mella en nosotros. Me estoy refiriendo a los espectadores.
Ese universo invisible con voces anónimas que, cuando la situación lo requiere, no duda en manifestarse para exigir los derechos que le corresponde. Y ha sido esa manifestación pública, precisamente, la que ha soplado nuestras velas, ayudando a que nuestro barco llegase al puerto que todos deseábamos. Ese soplido ha venido representado con muestras de cariño, con su rechazo al esquirolaje, con su respeto y admiración hacia nuestra profesión, exigiendo su derecho a escuchar un producto de calidad, y, sobre todo, contribuyendo a situar a nuestra profesión en la escena pública.
Llevo 36 años trabajando como actor de doblaje y esta es la primera vez que he sentido de verdad que esta profesión existía más allá de nuestro círculo. Esto ha sido gracias a vosotros, espectadores. Puedo decir, sin temor a equivocarme, que habéis formado parte de nuestro éxito.
Por todo ello, de mi parte y de la de todos mis compañeros de profesión (esa que no habéis de cesado de manifestar que tanto os gusta), no me queda otra que daros las gracias, de todo corazón, por vuestro apoyo incondicional y por habernos dado esos pedacitos de cariño, aun cuando no nos hayamos visto nunca, ni nos conozcamos personalmente. Pero ese es el lado bueno del ser humano. Por nuestra parte, tened la completa seguridad de que los actores de doblaje de Madrid nunca vamos cejar en nuestro empeño de seguir proporcionándoos productos que estén a la altura de un público como vosotros.
Siempre estaremos en deuda con vosotros. Gracias, gracias, gracias... Gracias.