jueves , 8 junio 2023
Inicio » Noticias » Sobre las S.L.

Sobre las S.L.

Adoma informa:

En el ordenamiento jurídico laboral español, las únicas empresas con facultades para ceder trabajadores a otras empresas son las Empresas de Trabajo Temporal. En todos los demás casos nos encontramos ante lo que se denomina como “cesión ilegal de trabajadores”. El esquema esencial de esta figura es el siguiente:

 

Hay una empresa que proporciona el trabajo (empresa real);

2.      Hay otra empresa que contrata a los trabajadores (empresa ficticia);

3.      Existen unos trabajadores contratados por la empresa ficticia, que prestan sus servicios en la empresa real; 

En este sistema, la empresa real aparenta ser ajena a las relaciones laborales que se establecen entre los actores contratados y la empresa ficticia, para así no verse obligada por la normativa laboral y de Seguridad Social.

De esta forma, se produce el supuesto prohibido por el Estatuto de los Trabajadores, con una interposición en el contrato de trabajo, definido como la combinación de negocios jurídicos en virtud de la cual una persona ostenta frente a otra u otras y frente a terceros una titularidad aparente de relaciones jurídicas que oculta o encubre al titular verdadero y real de ellas. 

Consecuencias 

Quienes ceden ilegalmente trabajadores tienen que enfrentarse a responsabilidades laborales y de Seguridad Social. En efecto, los empresarios cedente y cesionario responden solidariamente de las obligaciones contraídas con los trabajadores y con la Seguridad Social, solidaridad pura en la que cada deudor está obligado al pago total de la deuda. 

Además los empresarios cedente y cesionario deben aceptar la decisión que el trabajador cedido adopte sobre quien es en realidad aquél para el que prestan servicios, dado que los sometidos a este tráfico prohibido, tienen derecho a adquirir la condición de fijos, a su elección, en la empresa cedente o en la cesionaria, y que una vez hecha la opción, si se incorporan a la cesionaria (que normalmente será la real) deben de gozar de los mismos derechos reconocidos a los empleados en ella que tengan el mismo puesto de trabajo u otro equivalente y su antigüedad se contará desde el momento de la cesión ilegal. 

Aparte de lo señalado, circunscrito al ámbito laboral y de Seguridad Social, las empresas incursas en estas prácticas pueden afrontar responsabilidades penales y administrativas.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.