Regalito que nos hace Eduardo Bosch para animarnos a a saltar (de momento, dentro de casa). En definitiva: para animarnos. Gracias, Edu.