Otra vez a vueltas con el dubbese. A fin de cuentas, cuanto más conscientes seamos de sus fórmulas, más fácil nos resultará reconocerlas y esquivarlas. Alberto Fernández (@albertofh_TAV), traductor audiovisual, nos alerta en este artículo sobre ejemplos frecuentes, y propone algunas alternativas.