La Cinemateca Portuguesa ha dejado de subtitular en lengua lusa las películas extranjeras que exhibe a causa de los controles presupuestarios y la severa política de austeridad que vive el país. El resto de la noticia aquí