alt

Peppa es una pequeña cerdita llena de vitalidad, curiosa, traviesa, algo mandona y muy divertida. 

Tener la suerte de trabajar en Peppa Pig ha sido un auténtico privilegio. Ver la vida a través de los ojos de una cerdita de seis años es realmente interesante. La serie está muy bien hecha, repleta de detalles, muy didáctica y con un sutil sentido del humor que nos despertaba más de una sonrisa  a lo largo de las sesiones de trabajo.

El reparto… Maravilloso, tanto artística como humanamente. Compañeros de los de verdad. Hemos tenido la suerte de estar a las órdenes de Gloria Núñez; se tomaba muy en serio su trabajo y el magnífico resultado es más que evidente. Hasta el compañero que iba a hacer una pequeña intervención era un actor de prestigio. He de decir también que, algunos días, salíamos reventados, tantas horas doblando a estos inagotables animalitos nos dejaba bajo mínimos.

alt

 

Me encanta la serie, transmite unos valores que sirven como ejemplo para los pequeños; el amor, el esfuerzo, la bondad, el compañerismo, el respeto… Refleja de una manera muy real las historias cotidianas de los niños, por eso es la serie de moda entre los preescolares y, sus personajes y accesorios, serán sin duda los regalos más solicitados a los Reyes Magos.

Ojalá vengan muchos episodios más y podamos seguir aprendiendo y disfrutando con esta entrañable familia de cerditos.

La producción de la serie era especialmente laboriosa, ¡llegamos a coincidir hasta cuarenta actores en una misma jornada! Sólo podía salir adelante con alguien muy experto, como lo es nuestro querido Antonio Sardinero.

Hemos cantado, hemos reído, llorado y un sinfín de emociones que, sin duda, han hecho que Peppa Pig nos deje una huella difícil de olvidar.

Cristina Yuste (Peppa Pig)