Cuánta información en un simple recorte de hace casi 90 años: nos confirma que el doblaje ya estaba inventado para cuando algunos dicen que se inventó; que el doblaje ni es jauja ni lo puede hacer cualquiera; que siempre ha habido quienes se han hecho un lío con las razas y más dentro de una sala oscura; y que sin humor no llegamos ni a la vuelta de la esquina.

Luz, 11 de agosto de 1934