Paco Valladares ha muerto tras una lucha de cuatro años contra la leucemia, que se complicó con una neumonía. Valladares fue un trabajador incansable y orgulloso porque nunca tuvo que trabajar gratis