«Los actores de doblaje», por Carlos Ysbert