María tenía una de esas voces profundas y a la vez dulces que empapaba de verdad todo lo que interpretaba.

Debutó como actriz a los 17 años en el Teatro Beatriz con » Revelación». Actuó en decenas de obras teatrales, representadas y radiadas, entre las que destacan » La camisa», «El huevo», «Proceso a cuatro monjas» o «El escondite». En TVE,  además de numerosas obras de teatro, protagonizó varios episodios de la serie » Historias del otro lado», dirigida por José Luis Garci, con el que tambien trabajó en «Cancion de cuna», «La herida luminosa» y «El abuelo». Sus créditos en el cine también incluyen títulos como » El juego de la oca», «De amor y soledades», «Colorin, colorado» _por cuya interpretación recibió las medalla del CEC a la mejor actriz de reparto_ y «En septiembre». 

Dobló a muchas estrellas, entre ellas a Ingrid Bergman en «Casablanca» (haciendo pareja con otro de nuestros clásicos José Guardiola, que doblaba a Humprey Bogart), a Laurent Bacall en «Tener o no tener», o a Glenn Close en «Las amistades peligrosas«.

Además de divertida, sensible e inteligente, era una gran compañera y,, sobre todo, aun pudiendo serlo, la antítesis de una «diva».