225 dobladores catalanes avisan a TVC de la «degradación vertiginosa» de los doblajes.

BARCELONA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) –

Un total de 225 profesionales catalanes de doblaje han firmado un manifiesto en el que se critica el «creciente y preocupante desinterés» de Televisió de Catalunya (TVC) y la Generalitat por la calidad del doblaje, que según su opinión está sufriendo una «degradación vertiginosa» por potenciar los precios a la baja, entre otros motivos.

   Aseguran que no se dobla menos, pero sí peor, y apuntan que el sistema de contratación pública de servicios de doblaje «se ha convertido con el tiempo en una subasta a la baja que obliga a los empresarios que no quieran quedarse fuera de la licitación a presentar año tras año unos precios casi irrisorios».

   Además, califican de «absurdo» el enfrentamiento entre el doblaje y la subtitulación porque son dos formas de traducción distintas, dirigidas a públicos diferentes y complementarias y compatibles, por lo que el debate sobre si debe primar una u otra les parece «probablemente interesado».

   «Una moda esnob», aseguran que es considerar el doblaje una práctica «retrógrada», y creer que es obra de antiguos dictadores, mientras que las sociedades modernas y culturalmente avanzadas sólo subtitulan. «En Escandinavia, de tradición subtituladora, se dobla un porcentaje cada vez más alto de productos destinados al público infantil y juvenil, tanto por razones comerciales como lingüísticas», ejemplificaron.

   En el caso del catalán, los dobladores consideran que su tarea «puede y tiene que jugar un papel determinante» en la normalización y la difusión de la lengua.

   Entre los firmantes se cuentan los actores y dobladores Vicky Peña, Pep Antón Muñoz, Jordi Dauder, Abel Folk, Eduard Farelo y Roser Batalla.