Para quienes no tengan la suerte de conocerla, la de la derecha es «La Vivares»