Adiós a un gigante

Acaba de dejarnos Luis Carrillo, un portento de la interpretación.

Hizo también radio, cine y televisión, pero sobre todo supo ajustar su voz y su talento a una lista abrumadora de actores de toda índole: Spencer Tracy, Michael Caine, Jack Lemmon, Oliver Reed, Peter Sellers, Jean-Paul Belmondo, Christopher Plummer, Steve McQueen, Donald Sutherland, Alberto Sordi, Peter Boyle, Gregory Peck, Peter Folk, Harry Dean Staton, Chico Marx, Jack Nicholson, John Lithgow, Lawrence Olivier… y hasta Charles Bronson tuvo esa suerte.

Con todos ellos exhibió esa capacidad que solo los más grandes pasean con facilidad pasmosa: la de conseguir que desde el parlamento más solemne a un intrascendente «hola, buenas tardes« suenen a verdad.

Como ha dicho hoy un  compañero, pensaremos en él, «pero sin cursilería, no se vaya a cabrear». Descanse en paz.

Y enviamos nuestro cariño más sincero a Mª Dolores, Gádor y Luis Manuel.

 

«Protagonista es el que está en la pantalla»