Agradecemos a la CPD su respeto a la huelga convocada y la recomendación que hace a sus afiliados para que no acepten trabajos empezados en Madrid. Realizar el trabajo de otro compañero no tiene justificación posible. El resto de valoraciones del comunicado nos parecen muy desafortunadas. Pero comentarlas o rebatirlas públicamente, en un momento tan delicado como el que estamos viviendo, no nos parece oportuno.