Estimados compañeros:

  

El pasado mes de septiembre se conoció que el Tribunal Supremo, en fecha 16/07/10, dictó sentencia firme en relación a la naturaleza de la prestación de servicios del colectivo de trabajadores de doblaje.

 El Tribunal Supremo, con jurisdicción en toda España, es el órgano jurisdiccional superior en todos los órdenes, salvo lo dispuesto en materia de garantías constitucionales (artículo 123 de la Constitución).

Adoma ya les ha comunicado por escrito a las empresas de Madrid el definitivo y único escenario por el que se deben regir nuestras relaciones laborales. Nuestra intención es volver a convocarles a finales de noviembre, para analizar las consecuencias de la sentencia, así como también, para invitarles a renovar los acuerdos económicos vigentes que, como todo el mundo sabe, caducan el 31 de diciembre.

 

Pero primero debemos hablar nosotros en Asamblea Abierta a toda la profesión el próximo sábado 13 de noviembre.

 

La sentencia clarifica las cuestiones sobre las que hemos discutido estos últimos años. Cualquier decisión que toma el Tribunal Supremo es susceptible de ser comprendida o compartida por los afectados, pero es indiscutible su obligado cumplimiento. Para los jueces no hay ninguna duda, EL DOBLAJE NO SE PUEDE FACTURAR…EN CUALQUIERA DE SUS ESPECIALIDADES.  Las consecuencias de esta premisa son tremendas, especialmente para las empresas, que son conscientes de la trascendencia de la misma y están abiertas al dialogo con los actores, como ya nos han comunicado algunas. Pero en esas conversaciones quieren tener enfrente a una amplia representación de la profesión, no a una profesión deslavazada, atomizada y desunida. No nos queda más remedio que recuperar el SENTIDO COMÚN y volver a ser TODOS JUNTOS los que defendamos nuestro futuro.

 

Ya sabemos en qué dirección hay que trabajar y tenemos que hacerlo convencidos y DE ACUERDO CON LA LEGALIDAD. 

 

La próxima asamblea del día 13 es un llamamiento a todos los que desean una profesión regulada, unida y legal.

 

ESTA VEZ NO PODEMOS FALLAR

 

ACUDE A LA ASAMBLEA

 

 

Cordialmente,

Junta Directiva de Adoma.