Si son ciertas las informaciones que nos están llegando de que unos pocos representantes de Dobarna (55) han aprobado iniciar un proceso de firma de un convenio, en el que se rebajan considerablemente los precios actuales y se modifican importantes aspectos normativos del convenio estatal, Adoma manifiesta su profundo rechazo a esta posible medida y su clara determinación de impedirla. Desde esta plataforma brindamos nuestro apoyo y ayuda a todas las iniciativas que surjan para cortar de raíz esta decisión que, entendemos, perjudica gravemente a nuestro sector.

Creemos que dada la complicada situación del país en general y de nuestra profesión en particular, más el añadido de las exigencias y las dificultades que nos genera la nueva reforma laboral, el ÚNICO camino que tenemos es una negociación conjunta que cristalice en la firma de un nuevo convenio de obligado cumplimiento para todos. Una guerra de precios entre nosotros no puede ser beneficiosa para nadie. Ojalá que los rumores que llegan a Madrid no sean ciertos y, si lo son, que la cordura y la inteligencia de los socios de Dobarna tengan la suficiente fuerza para evitar este tremendo error.

Junta Directiva.