Domingo , 23 Julio 2017
Inicio » Perfiles » Manuel Peiro

Manuel Peiro

 MANUELPEIRO-5

Hablar de Manolo Peiro (no Peiró, como suele aparecer) es hablar de un hombre que decía las cosa como las sentía, aunque en ocasiones eso le trajera consecuencias no deseadas, cosa que él asumía con gran naturalidad.

Su carácter era fuerte, apasionado, y al mismo tiempo lleno de sensibilidad -le encantaba la opera, el arte- y sobre todo de generosidad. "No había forma de pagar una copa si el estaba cerca".

Sus subidas de tensión no presagiaban nada bueno, pero el prefirió seguir viviendo como le gustaba a verse sometido a la esclavitud de las recomendaciones medicas. Solo temía quedarse en una silla de ruedas sin sus facultades mentales. Y así un día de 1991, su corazón no pudo soportar una crisis y Manolo nos dejó, y nos dejó un hueco imposible de llenar.

Muchos le recordaran por dirigir e interpretar míticas series de dibujos animados de la BRB como "Dartacan y los tres Mosqueperros" donde ponía la voz a Dogos, "La vuelta al mundo de Willie Fog" donde doblaba al entrañable Rigodon, o "David el gnomo" donde daba vida a Pot.

Sus inicios en el doblaje se remontan a 1954, en Fono España Madrid, doblando en "La ley del silencio" dirigida por Félix Acaso.

También fue muy prolífica su participación como actor de imagen tanto en la gran pantalla como en la pequeña.

En el cine intervino entre otras en:

La Venganza. (1957) de Juan Antonio Bardem
15 bajo la lona. (1959). De Agustín Navarro
Quiniela, La. (1959). De Ana Mariscal
Parque de Madrid. (1959). De Enrique Cahen Salaberry
Salto a la gloria. (1960). De León Klimovsky
Sentencia contra una mujer. (1960). De Antonio Isasi-Isasmendi
Balcón de la luna, El. (1962). De Luis Saslavsky
Ensayo general para la muerte. (1963). De Julio Coll

La television también nos obsequió con sus interpretaciones en espacios dramáticos inolvidables como:"Cuentos y leyendas", "Estudio 1", "Visto para sentencia", "Teatro breve", e innumerables relatos del mítico espacio "Novela".

MANUELPEIRO-4

Manolo siempre permanecerá en el recuerdo de cuantos le conocimos y pudimos disfrutar de su amistad.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*